¿Qué es un mentor universitario?

¿Qué es un mentor universitario?

La entrada en la universidad es una fase clave en el desarrollo personal y académico de los jóvenes, y que puede generar dudas, inseguridades y temores. ¡Qué bien iría contar con un estudiante con experiencia que nos guíe y asesore en esos primeros pasos para integrarnos en ese nuevo mundo! Afortunadamente esta figura ya existe en muchos centros y dedicaremos este post a hablaros de qué es un mentor, su papel y los beneficios que obtienen las dos partes (mentores y mentorizados).

 

Alerta Spoiler…En CIS University tenemos un Programa de Mentores para ayudar a los estudiantes de primer año y a universitarios extranjeros para favorecer su adaptación académica y a la vida en Madrid.

 

¿En qué consiste esa ayuda? Un alumn@ de cursos superiores orienta y/o guía a los estudiantes recién llegados en su aterrizaje en la universidad asesorándole sobre cuestiones académicas, intercambiando habilidades y herramientas, y compartiendo experiencias más allá del aula. 

¿Qué es y qué no es un mentor?

Antes de seguir y entrar en materia queremos dejar una cosa clara: “Un mentor no es un tutor, asesor, consejero o maestro”.

¿Entonces qué es? Podemos decir que el mentoring es un proceso de acompañamiento y aprendizaje en el que una persona con mayor experiencia y conocimiento invierte su tiempo, conocimiento y experiencia para facilitar el crecimiento personal y profesional de otra menos experimentada.

El objetivo de un programa de mentoría es que ambas partes establezcan una relación entre iguales, un aprendizaje mutuo a través de la escucha activa y recíproca de las necesidades en cada momento.

Además, es una forma más natural e intergeneracional de transmitir los valores de la institución a los nuevos alumnos. 

Es muy habitual que el salto a la universidad pueda generar cierto desconcierto, y más si vienes de otro país, cultura y costumbres, por lo que la figura del mentor adquiere especial relevancia para su rápida y buena integración en el centro, el idioma y la ciudad. 

En el caso de CIS University, los mentores son los estudiantes del Dean’s List que han alcanzado unos logros académicos extraordinarios con un GPA de 3,5 o superior ¡Mejor asesoramiento y experiencia imposible para los mentees!

Potenciar las habilidades de los mentorizados

El salto del Bachillerato a la Universidad implica que los nuevos alumnos tengan que asimilar rápidamente nuevas rutinas y modos de estudio, por lo que deberán aprender a planificar y gestionar el tiempo para mejorar su rendimiento académico, así como llevar sus habilidades comunicativas a niveles más profesionales. ¡Ahí es donde entran los mentores!

Su labor será proporcionar al mentee consejos útiles y dotarle de nuevas perspectivas y competencias para enriquecer su forma de pensar y desarrollar todo su potencial y capacidades como persona y como profesional, fruto de su propia experiencia, vivencias e inquietudes.

¿Qué hace el mentor?

Después de esta (larga) introducción sobre la figura del mentor ha llegado el momento de listar las tareas que realizan habitualmente: 

  1. Estar en contacto con los estudiantes asignados (locales o internacionales) para acompañarlos durante su intercambio, desde su llegada hasta que finalice el programa.
  2. Acompañar a los estudiantes internacionales en sus gestiones diarias.
  3. Organizar actividades de dinamización e interacción entre los estudiantes locales y los internacionales.
  4. Participar en las sesiones informativas previas y en las de seguimiento, así como estar en contacto con los responsables de la Universidad.
  5. Elaborar una memoria descriptiva del semestre.

¿Qué gana el mentor con el Programa?

Ahora que ya hemos visto las funciones, toca poner el foco en los beneficios que le aportan al propio mentor su participación en este programa.

Durante este tiempo, el mentor va llenando su mochila de experiencias positivas de intercambio cultural, practica idiomas, teje una red de contactos internacional y tiene la posibilidad de participar en jornadas y encuentros de movilidad en el extranjero.

Sin olvidar, la satisfacción personal de enseñar y contribuir al desarrollo de su mentee, el desarrollo de habilidades como liderazgo, empatía, escucha activa, capacidad de motivación, etc., y los vínculos que se crean entre ambas partes. 

¿Cómo hacer que la mentoría sea un éxito?

Evidentemente, los participantes en el programa quieren que sea beneficioso y productivo para ambas partes. 

Para ello hay una serie de pautas que recomendamos seguir a los mentores y los mentees para que esta relación sea exitosa.

 

Un buen mentor debe… Un buen mentee debe…
Involucrarle en las conversaciones y construir una relación de confianza para que pueda compartir abiertamente sus inquietudes. Asumir la responsabilidad de su aprendizaje y manifestar con sinceridad sus inquietudes y áreas de mejora.
Empatizar con la otra parte y estar abierto a sus preguntas, ofreciéndole consejo cuando lo necesite. Demostrar proactividad y tener iniciativa para la comunicación.
Asesorarle en el desarrollo de su carrera, ayudarle a establecer metas y objetivos, así como a definir los caminos para conseguirlos. Participar en su propio desarrollo y desempeñar un rol activo a la hora de fijar y conseguir las metas.
Proporcionar feedback e invitarle a la autocrítica y a la reflexión. Tener capacidad de autocrítica, estar abierto a recibir feedback del mentor y ponerlo en práctica.
Compartir sus propias experiencias, fracasos y éxitos para que sirvan de aprendizaje.

 

¡Estamos seguros que a los más mayores les encantaría poder retroceder en el tiempo a sus años universitarios y apuntarse al Programa!

¡Tú que puedes, hazlo y deja que un mentor te guíe en tu desarrollo personal y profesional!