¿En qué consiste el emprendimiento universitario?

¿En qué consiste el emprendimiento universitario?

Hace unos años se hizo popular la pregunta “¿Estudias o trabajas?” para romper el hielo en las noches universitarias, aunque hoy en día esta frase ha quedado desfasada. Ante la falta de oportunidades laborales y la crisis económica, se observa una tendencia al alza del emprendimiento universitario en los últimos años.

Nos referimos a jóvenes universitarios que desarrollan una actividad empresarial mientras estudian, ya sea como promotores de su propia empresa o como socios de una empresa familiar. Es decir, estudian y trabajan a la vez.

Así se desprende del informe “Perfil emprendedor del estudiante universitario”, elaborado por el Observatorio del Emprendimiento Universitario, a partir de más de 14.400 encuestas realizadas a estudiantes de segundo y cuarto curso de 29 universidades españolas.

¿Cuál es el perfil del emprendedor universitario?

Según los datos del citado informe del año 2015-2016, el 29,3% de los universitarios tenían la intención de crear una empresa en los próximos tres años, y el 4,9% confirmaban que ya había creado su propia empresa. Además, el 56% valoraban de forma positiva el emprendimiento.

Son mayoritariamente hombres (54%) de entre 19 y 24 años (66%) y con algún tipo de experiencia profesional previa (70,9%) y matriculados principalmente en los estudios de Ciencias Sociales (39,2%), Ingenierías (24,0%) y Humanidades (22,6%).

El informe refleja una serie de parámetros que reúnen la mayoría de emprendedores universitarios:

  • Pasión y motivación: al emprendedor debe apasionarle y creer ciegamente en su proyecto. Al no disponer de un horario fijo, perderá la cuenta de las horas que pasa trabajando. Afortunadamente esto se lleva mejor cuando existe una dosis extra de motivación.
  • Flexibilidad y capacidad de adaptación: el mercado cambia constantemente y hay que adaptarse con rapidez e ingenio para lograr que nuestro proyecto tenga éxito.
  • Perseverancia y paciencia: nadie ha dicho que fuera fácil ser emprendedor. Vendrán curvas y dudas, pero debemos confiar en el proyecto y seguir adelante.
  • Capacidad para asumir riesgos: poner en marcha tu propio proyecto es sinónimo de arriesgar e invertir dinero, tiempo y recursos sin saber si esa idea va a tener éxito. A pesar de eso, no hay que tener miedo si quieres conseguir llegar a tu meta.

Se puede aprender a emprender

La palabra emprendimiento proviene del francés entrepreneur (pionero) y se refiere a las actitudes y aptitudes que permiten emprender nuevos proyectos empresariales.

¿El emprendedor nace o se hace? Pues las dos cosas, los hay que lo llevan en la sangre por influencia del negocio familiar y otros a los que les surge y crece el gusanillo por abrir su propia empresa.

En ambos casos es fundamental contar con una buena formación para sentar las base del éxito del negocio y guiarte en tus primeros pasos como emprendedor. En CIS tenemos el curso ideal para estos perfiles: el Curso de Emprendimiento

¿En qué consiste? Durante un mes (junio-julio), los estudiantes viajarán a Miami para introducirse en el fascinante mundo del emprendimiento a través de sesiones y talleres teóricos y prácticos, mesas redondas, visitas y testimonios reales de experiencias de empresarios que en su día dieron ese paso, tal y como comprobarás en este vídeo informativo.

Emprendedor de la noche a la mañana

Evidentemente con este curso no te convertirás en un empresario de éxito de la noche a la mañana, pero sí que podrás poner los cimientos sobre los que construir tu proyecto desde encontrar una idea, comercializarla en el mercado o recaudar capital.

Además, descubrirás las habilidades y mentalidad necesaria para acometer esta aventura, aprenderás a construir un plan de negocios, utilizar el lenguaje emprendedor e identificar los factores críticos de éxito para lanzar una nueva idea, producto o servicio.

¿Te interesa el emprendimiento universitario?

Las universidades juegan un papel clave en el desarrollo profesional de los estudiantes, convirtiéndose en el nido perfecto para mejorar su empleabilidad, desde el fomento del aprendizaje y la experiencia del emprendimiento, generación de ideas innovadoras e impulso de espíritu empresarial. 

Si todo lo que has leído ha iluminado tus ojos y ha prendido la llama del emprendedimiento universitario, puedes ampliar los detalles del programa, las conferencias y actividades que incluye el curso en este enlace, y acudir a la reunión informativa en el mes de marzo.

Además, te invitamos a conocer el testimonio de algunos universitarios que ya han realizado este curso para que conozcas de primera mano su experiencia.

Desde el Ministerio de Cultura y Educación, a través de la RedEmprendia.com, también fomentan el emprendimiento universitario y han lanzado una serie de publicaciones como 1001 consejos para emprender y Emprender con éxito desde la Universidad con recomendaciones prácticas de expertos, pautas y ejemplos de diferentes sectores de emprendimiento. 

Asimismo, existe un portal orientado exclusivamente al Emprendedor Universitario con formación e información para que los estudiantes y las empresas aprovechen todas las oportunidades de emprender, formarse o poner en marcha su propio proyecto. 

¡Que la falta de recursos o conocimientos no sean una excusa para frenar tus sueños emprendedores!

¡Hazte emprendedor universitario de la mano de CIS!